Sigmund Freud

 

La angustia surge sin que se perciba ante qué